Omitir vínculos de navegaciónInicio.Blog.Entrada imprimir páginaimprimir
BLOG
Blog
CAMPAÑAS Y MEDIOS

Ciudad de México
Jueves, 04 de agosto de 2016

Blog

En los Estados Unidos con plenitud en las campañas para la elección presidencial ha tomado relevancia el tema de la actualización del Tratado de Libre Comercio entre los candidatos Demócratas y Republicanos, con una visión del imperio norteamericano, como no podría ser de otra forma y es que: con o sin permiso de Clausewitz el escritor, del imperialismo norteamericano aplicado por distintos medios es el Tratado de Libre Comercio y parece mentira que haya sectores  Demócratas y Republicanos que se estén oponiendo a la expansión –imperialismo que deja de extenderse, deja de ser imperialismo- de su actualización, a bajo costo al menos en lo que respecta a los salarios, y de su enorme desfase que sería tonto negar que existe en Estados Unidos, y hasta con Canadá, pone millones de brazos ávidos de empleo, aunque con malos hábitos laborales, y sobre todo un mercado que a pesar de la extensión monstruosa de nuestra extrema pobreza, aportará cincuenta millones de consumidores de cuyas manufacturas comprarán los mexicanos aunque sean productos que se elaboren aquí en México, sí la coordinadora lo permite.

Es inevitable, con o sin Tratado –pero mejor con- el masivo aumento de la influencia norteamericana en nuestro país. Ya expliqué alguna vez en estas páginas que la “Organización Heritage”, la organización racista-fascista preferida del desequilibrado Trump ha trazado una línea imaginaria que va de Tampico a Mazatlán como límite de su próximo avance. Con el Tratado de Libre Comercio la estrategia cambió ya por fortuna, no son necesarias las armas: ahora la "mass media" hace la conquista. Algunos no quieren creer lo que ha cambiado el estilo de nuestra vida con el auge de los medios de comunicación.

Lo que trato de decir hoy, es que los grandes sistemas político administrativo pueden ser traicionados y puedan aparentemente fracasar, pero cuando contienen un elemento cierto perduran para siempre. El hombre podría ser definido como el animal que compra y vende, de ahí que el capitalismo como sistema sea inmortal. Y a pesar del inmenso, todavía incalculable fracaso del socialismo en el siglo pasado, quien suponga muerto al socialismo, está  totalmente equivocado. El socialismo no es sino el humanismo por otros medios, aunque haya tronado la estrategia rusa de negarlo, suprema torpeza. Si el amable lector me permite el símil, también el cristianismo ha tenido un fracaso en su trayecto histórico gravísimas crisis, errores enormes.

La noche de San Bartolomé, La Inquisición, para no ir más lejos, es decir, el meollo del sistema hecho ideología traicionado, pero la idea socialista es tan luminosa, tan bella, tan buena y necesaria, que nada tendrá de sorprendente que el ensueño que nació con Babeuff y prosiguió con Saint Simón, Furier, Cabet y demás utopistas, renazca del fracaso de Marx como profeta, y surjan los postulados de Marx como economista.

Lo grave reside en que a veces se juntan dos métodos equivocados y es doble el fracaso.
 

Mauro Benites G.
Coordinador Regional Evaluación y Seguimiento
PRI CDMX

@Mauro_PRI    mauben625@yahoo.com.mx



Visitas: 371


BOLETÍN SEMANAL DEL PRI


  botón para suscripción del boletí
TWITTER